Los tratamientos estéticos para hombres han aumentado hasta un 20% a lo largo del último año, según los últimos datos recogidos por la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). La organización señala que esta tendencia entre hombres, que buscan sobre todo la eliminación de celulitis y reducir grasa corporal hasta alcanzar un peso adecuado y una musculatura fibrada, supone un incremento de más del 60 % respecto a las cifras del 2012.

"En los tratamientos estéticos actuales ya no hay una tendencia a una delgadez extrema, sino a mejorar el aspecto, pero siempre de forma discreta y natural" indican Petra Vega, presidenta de la SEME. La entrada de los hombres en el mundo de la Medicina Estética es uno de los temas que se han tratado el 33.º Congreso Nacional de Medicina Estética, celebrado este fin de semana en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga.

Los expertos subrayan que otra tipología de pacientes interesados en tratamientos estéticos son los que buscan corregir secuelas tras tratamientos oncológicos, “un segmento que ha aumentado respecto a anteriores años”. Los médicos explican que este perfil de pacientes busca corregir el estigma que le recuerda que ha pasado la enfermedad. “La Medicina Estética tiene que trabajar en colaboración con los oncólogos para preparar más a los médicos estéticos de cara a estos tratamientos", señala la presidenta.

Según las encuestas de la organización, las personas recurren a los tratamientos estéticos para sentirse mejor. “Los pacientes consideran que hay una parte de su aspecto que les crea una inseguridad que tiene una solución fácil de corregir y poco traumática", opina la doctora.

Un aspecto al que se le ha dado relevancia en el congreso ha sido el diagnóstico previo a los tratamientos estéticos, debido a la importancia que tiene para prevenir enfermedades posteriores o contraindicaciones a tratamientos, algo que ha mejorado, según cuenta la presidenta, con la introducción de herramientas tecnológicas como la ecografía.