Una malla impregnada de antibióticos puede prevenir la recurrencia de contractura capsular.

Una malla impregnada de antibióticos puede prevenir la recurrencia de contractura capsular tras la colocación de un implante de pecho. Así se deduce de un estudio de investigadores de la University of Texas Medical Branch y el Houston Methodist Hospital (Estados Unidos). Los resultados del trabajo se han publicado en Aesthetic Surgery Journal, la revista de la American Society for Aesthetic Plastic Surgery.

Según explican los autores, la contractura capsular es la complicación más frecuente tras el aumento de pecho. La evidencia creciente señala la infección subclínica alrededor de los implantes como una de las causas relevantes de contractura capsular. Sin embargo, continúan sin estar claro cuáles son las medidas profilácticas y el tratamiento más efectivos. El trabajo analiza la experiencia de un cirujano que usa malla impregnada de antibióticos como profilaxis.

Resultados de la malla impregnada de antibióticos

En concreto, el estudio revisó de manera retrospectiva los casos de 5 pacientes que presentaron contractura capsular y fueron tratados con reemplazo de implantes e inserción simultánea de una malla impregnada de antibióticos. Se registraron datos demográficos y principales complicaciones. Entre ellas, la recurrencia de la contractura capsular, la reoperación y la infección.

De acuerdo con la revisión, fue posible corregir la contractura sin recurrencia en todos los casos con un seguimiento medio de 25 meses. Estos datos demuestran que la citada malla puede reducir el acceso bacteriano a los implantes y, por tanto, evitar la contractura capsular. En cualquier caso, los investigadores reconocen que es necesario realizar una investigación que incluya más pacientes.