Los médicos subrayan que el caso de mastopatía cirrítica presentado muestra cómo en la búsqueda de un diagnóstico se deben considerar todas las causas posibles y, además, pensar en los antecedentes médicos del paciente, ya que pueden influir o ser la causa del proceso. El caso que muestra el estudio versa sobre una mujer de 63 años con antecedentes de cirrosis. Los investigadores explican que la paciente presentaba la mama izquierda aumentada de tamaño, eritematosa y con edema con fóvea.

Los médicos aplicaron un tratamiento antibiótico que no produjo mejoría en la mastopatía cirrítica. La ecografía, mamografía y biopsia resultaron negativa, por lo que los expertos se plantean que la patología sea efecto del proceso de descompensación de la cirrosis, a pesar de su manifestación unilateral. Tras someter a la paciente a un tratamiento con diuréticos, los médicos apuntan en el estudio que se observó una mejoría notable en el pecho, lo que facilitaba una intervención quirúrgica reparadora.

Los médicos explican que investigaron en la literatura médica y que encontraron descritas las diferentes causas de esta patología inflamatoria mamaria. El estudio indica que, en ocasiones, existe la necesidad de plantear un diagnóstico diferencial y descartar un carcinoma mamario.