“Les animamos a asegurarse de que tales profesionales cuentan con el título de Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, el único oficial y homologado en España, que se obtiene después de 6 años de licenciatura en Medicina y al menos otros 5 de residencia en Cirugía Plástica como MIR”, resume SECPRE en una nota de prensa.

Según datos facilitados por la sociedad, la sanidad pública española realiza al año más de 93.000 cirugías plásticas, mientras la vía privada suma más de 108.000 intervenciones que, salvo finalidad clínica, no cubre la seguridad social. En este contexto, “no nos cansamos de denunciar que, en la sanidad privada, entre 9.000 y 10.000 médicos realizan intervenciones sin disponer de titulación”.

Esta situación deriva, según los expertos, de “la alegalidad existente en España, ya que no existe una ley regulatoria de la especialidad similar a la que tienen la mayoría de los países de nuestro entorno”. Paralelamente la sanidad pública está sufriendo un importante déficit de cirujanos plásticos, señalan.

“Solo el 25% de los centros sanitarios del Sistema Nacional de Salud cuentan con personal de esta especialidad, comparado con el 70% de centros privados”, explican. En ambos casos, advierten, “la calidad de los resultados y la seguridad de los pacientes están en riesgo”.