La organización explica que el motivo de ello es que el sector de la medicina estética, a pesar de ser un área de poco impacto para los cirujanos plásticos, es un sector que crece cada año. La sociedad indica que la demanda de técnicas de rejuvenecimiento facial no quirúrgicas se ha incrementado un 10% entre 2015 y 2016, de ahí la conveniencia de organizar una sesión de esta temática para los residentes de la SECPRE. El curso ha contado con una alta participación tanto de residentes de la especialidad como de cirujanos que querían profundizar en el conocimiento de estas técnicas.

La jornada de formación ha sido organizada por los especialistas Jesús Benito y Eva Guisantes, ambos miembros de SECPRE. Asimismo, los profesores que han impartido las ponencias son cirujanos pertenecientes a esta sociedad, como Daniel Arenas, Cristina Villanueva o Marisa Manzano En cuanto a los contenidos, los organizadores señalan que las ponencias se han centrado en 2 tratamientos muy populares.

La toxina botulínica tipo A, empleada para relajar los músculos de la frente y la zona glabelar, y los rellenos dérmicos con ácido hialurónico, una sustancia muy utilizada como restaurador de volumen y para rellenar arrugas como las nasogenianas. Estos métodos fueron los protagonistas del evento, ya que suponen entre el 60 y el 65% del total de los tratamientos médico estéticos que se realizan actualmente en España.