Priorizar el precio a la hora de someterse a una intervención de Medicina Estética es un error. Es lo que piensa la especialista Rocío Vázquez, que dirige el Máster en Técnicas Avanzadas en Medicina Estética, Cosmética y Regenerativa que ofrece la Fundación Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Se trata de un título propio gestionado por el área de formación permanente de dicha institución.

“No debemos olvidar la importancia de ponerse en manos de profesionales que tengan la formación adecuada, utilicen productos de calidad y una aparatología específica para cada caso”, señala la especialista, que recuerda que la demanda de Medicina Estética, Cosmética y Regenerativa aumenta cada año de manera considerable. Hasta hace poco, además, las mujeres de más de 45-50 años conformaban el perfil de paciente más común. Sin embargo, cada vez hay más hombres, así como pacientes de menos de 45 años, interesados en este campo.

“Quien decide realizarse tratamientos de Medicina Estética priorizando únicamente el precio comete un gran error y puede poner en juego incluso su salud”, asegura Vázquez.

En ese sentido, la experta recuerda los casos de mala praxis de los que de vez en cuando se hacen eco los medios de comunicación. “Hay quien no tiene la formación adecuada, quien por abaratar el precio utiliza productos de baja calidad, quien no tiene escrúpulos”, apunta la especialista, encargada de la dirección ejecutiva del Máster en Técnicas Avanzadas en Medicina Estética, Cosmética y Regenerativa.

“Precisamente, uno de los objetivos de este máster es proporcionar a los futuros profesionales de la Medicina Estética todas las herramientas necesarias para que la calidad de su trabajo sea impecable y muy especializada, sea cual sea la técnica que traten. Van a aprender y practicar con los tratamientos más avanzadas a nivel internacional, y con aquellos otros que llevan décadas funcionando correctamente”, asegura la doctora.

Teoría y práctica

Según su directora, se trata del “único máster en España de estas características”. Está dirigido a licenciados y graduados en Medicina, incluye prácticas en pacientes reales y prácticas anatómicas con cadáveres, lo cual que ayuda a afrontar con mayor seguridad los comienzos en este campo. “Este máster no pretende ser uno más, sino aportar un salto de calidad en muchos aspectos, como un profesorado elegido de forma muy meditada, las materias que incluye, la estructura o el carácter eminentemente práctico del mismo”, dice Vázquez.

De acuerdo con la experta, la Medicina Estética, Cosmética y Regenerativa ofrece la oportunidad de cuidar el cuerpo y la piel, de una forma lógica y sin excesos. “Los cambios físicos pueden ser muy sutiles o realmente espectaculares, depende de las necesidades de cada paciente y del tratamiento. Sin embargo, el cambio de muchos pacientes en su autoestima y el aumento de seguridad en sí mismos es realmente positivo en todos los casos”, subraya la especialista.