Conciliar la vida y el trabajo puede ser complicado para un cirujano plástico, por lo que es necesario aplicar una estrategia para poder desconectar”, apunta la International Society of Aesthetic Plastic Surgery (ISAPS). La organización ha planteado 10 puntos para que a los cirujanos de esta especialidad les resulte más fácil conciliar su vida profesional con la personal. “El equilibrio adecuado entre el tiempo que pasa en el trabajo, en el hogar o en el juego es fundamental para el nivel de la felicidad general y el sentido de satisfacción con la vida”.

“Si la balanza se inclina demasiado en cualquier dirección, su nivel de estrés podría dispararse: podría experimentar ansiedad o depresión, podría comenzar a sentirse sobrecargado de trabajo, o incluso puede ver cómo cae su negocio en el caso de tener una clínica a su cargo”, subrayan los expertos. La organización ha publicado una serie de consejos:

  1. Adopte un sistema de gestión de proyecto: la razón principal por la que muchos cirujanos plásticos tienen problemas para mantener un equilibrio entre la vida laboral y personal es por la falta de tiempo. A menudo, esto se debe a que no tienen un horario de trabajo optimizado. Al utilizar un sistema de administración de proyectos, esencialmente una lista de tareas muy avanzada, el profesional puede darle una mejor estructura a su jornada laboral.
  2. Ejercicio: la ISAPS indica que es más normal de lo que se cree que el cirujano plástico descuide sus necesidades físicas. La organización recomienda hacer ejercicio a diario para mantener una buena salud y desestresar la mente. “La actividad física debe ser una parte esencial de su vida fuera del trabajo”.
  3. Minimizar la exposición a la tecnología: “Con la tecnología actual, es más fácil que nunca llevar el trabajo a casa. Su teléfono inteligente puede mantenerlo en contacto con todos los aspectos de su profesión, por lo que es importante apagarlo de vez en cuando”. La asocaición subraya que, sin las distracciones digitales, será más fácil disfrutar del tiempo libre.
  4. Planear unas vacaciones cada año: al menos 6 meses por adelantado: ISAPS explica que un cirujano plástico está sometido a una alta presión. “Es esencial que tenga algo de tiempo cada año para relajarse”. La organización recomienda planificar sus vacaciones con mucha anticipación, por el efecto positivo de esperar algo beneficioso.
  5. Minimice las tareas diarias: como cirujano plástico, hay muchas cosas que solo puede hacer el profesional en la consulta. Sin embargo, hay muchas otras tareas, como responder a correos electrónicos, que pueden contribuir a destruir su flujo de trabajo sin problemas y que agrega horas a su día. Al asignar estas pequeñas tareas a su personal o externalizarlas a una agencia externa podrá liberar tiempo para un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, asegura la ISAPS
  6. Levantarse un poco temprano: la ISAPS escribe que no todo el mundo es una persona madrugadora, pero levantarse una hora antes puede brindar un momento relajante. “Relajarse en la mesa de la cocina, leer las noticias, desayunar o salir a correr”.
  7. Cultivar relaciones personales fuera del trabajo: “Hacer tiempo para las personas en su vida que le importan es una parte esencial para mantener un equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida. Trate de tener tantas comidas juntas con su familia como sea posible en la semana, o salir con amigos”, recomienda la sociedad.
  8. Tener una afición: la organización puntualiza que puede ser fácil involucrarse en su trabajo como cirujano plástico, pero todos los profesionales necesitan una “válvula de escape”. Tener un pasatiempo no relacionado, como leer, escribir, pescar, cocinar, jugar al golf ayuda a reducir su nivel de estrés y aumentar el disfrute general de la vida.
  9. Encontrar un sistema de soporte: la organización señala que tener alguien con quien hablar ayuda a sobrellevar el estrés laboral. “Debería poder hablar con su familia o compañeros sobre los problemas en el trabajo para expresarse y no dejar nada para sí mismo”. ISAPS recomienda que, si se siente ansiedad o depresión debido al trabajo, una visita semanal con un profesional de salud mental podría ayudar.
  10. No ponga demasiada presión en sí mismo: la sociedad subraya que crear un equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida puede generar una gran cantidad de estrés. “Habrá momentos en los que tendrá que invertir toda su energía en su práctica, al igual que habrá momentos en los que tendrá que pasar más tiempo con su familia y amigos. Conciliar la vida y el trabajo es complicado y hay que esforzarse para ello”.