La investigación subraya que el sistema matriz de implante mandibular también permite al cirujano obtener un mejor balance y una armonía en las proporciones faciales, incluso en aquellos pacientes en los que no tiene indicación un rejuvenecimiento facial. Ramirez señala en el estudio las ventajas e inconvenientes de esta técnica:

Ventajas

  1. Menor riesgo de infección 
  2. Permite una exposición directa y más segura del reborde mandibular inferior. 
  3. Conservación de una cobertura de periostio alrededor del nervio, evitando el potencial elongamiento del mismo.
  4. Con el uso del endoscopio se logra una mayor visualización del campo operatorio. 
  5. Menor traumatismo en la disección.
  6. Menor tiempo de cicatrización.
  7. Fácil abordaje para la introducción de drenajes para succión del lecho, lo cual favorece una mayor coaptación del implante, menor edema, menor equímosis y rápida recuperación.

Desventajas

  1. Altamente técnico. 
  2. Requiere experiencia en cirugía endoscópica, no obstante con un entrenamiento adecuado se logran los objetivos de su aplicación. 
  3. Es importante la realización de ciertas maniobras ingeniosas (ver sección de técnica quirúrgica).

El investigador indica que el sistema matriz de implante mandibular proporciona un modo de embellecer y aumentar el volumen del soporte estructural del tercio inferior de la cara. Ofrece un excelente cimiento sobre el cual se puede realizar un rejuvenecimiento facial quirúrgico, especialmente con referencia al ángulo mandibular, proyección del mentón y líneas submentoniana y submandibular. También brinda una mejor definición en los resultados de la cervicoplastia. Todos estos resultados son particularmente ciertos en pacientes edéntulos y en aquellos con una marcada disminución del mentón y de la mandíbula.