Entre las ventajas, el centro ha destacado que se usan tintas permanentes con plenas garantías sanitarias, lo que mejora el inconveniente de la micropigmentación, más superficial y que, con el tiempo, pierde color. Los expertos han señalado que el uso del efecto en 3 dimensiones permite lograr un resultado visual “altamente realista y cuyo procedimiento se realizará con plenas garantías sanitarias, en una sala quirúrgica”.

El jefe del servicio de Cirugía, Manuel García, ha destacado la puesta en marcha de este sencillo procedimiento, de corta duración y prácticamente indoloro, gracias al uso de un anestésico tópico. Según los datos hospitalarios, el CHUO diagnostica una media anual de 200 casos de cáncer de mama. Actualmente, el centro realiza tratamientos individualizados y, en el caso de las mastectomías, procede en un 40% de los casos a la reconstrucción mamaria en el mismo acto quirúrgico.

Galicía es una región en la que se llevan a cabo una gran cantidad de reconstrucciones mamarias. Según un informe elaborado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), la lista de espera para reconstrucción mamaria en Galicia se sitúa entre 3 y 27 meses.