“El turismo de salud crece cada año, pues otorga muchos beneficios en el ámbito del bienestar personal y económico", aseguró durante una ponencia en la feria Joaquín Cunha, director ejecutivo de Health Cluster Portugal, empresa que investiga nuevos nichos de mercado asociados a la salud.

Para la Organización Mundial de Turismo (OMT), el turismo de salud es una tendencia nueva y que aún no está bien definida, por lo que todavía no se ha contabilizado cuantos millones de dólares se mueven en el mundo por este rubro, así como tampoco se ha establecido qué tipo de tratamientos son considerados como turismo de salud o medicinal y si incluye los baños termales.

Sin embargo, la OMT destaca a Hungría, Lituania, Malasia, España y México como los países en donde este tipo de turismo tiene avances. La revista international Medical Travel Journal (IMTJ), que colabora con la OMT en un estudio de este tema, destaca también a Turquía como uno de los países donde ha cobrado auge el turismo médico. Según indica, la mayoría de viajeros con necesidades médicas que recibe Turquía provienen de Rusia.

Turquía también es líder del tratamiento de trasplante de cabello y en 2015 se contabilizaron 100.000 turistas que llegaron a ese país con el objetivo de librarse de la calvicie, según la revista de investigación. “Nuestros hospitales reciben anualmente 40.000 pacientes provenientes de otros países, sobre todo de Europa, para tratamientos muy variados desde trasplante de órganos hasta tratamientos dentales”, indicó en la ITB Nadia Gullep, especialista en servicio internacional de pacientes del Grupo de Hospitales turnos Acibadem, cuya sede está en Estambul.