Un injerto con gel de SVF (fracción estromal vascular) estimula la angiogénesis. Así lo confirma un estudio realizado en ratones por investigadores de la Southern Medical University de Guangdong (China). Los resultados se han publicado en la revista Plastic and Reconstructive Surgery, editada por Wolters Kluwer.

De acuerdo con los autores, la apoptosis de los adipocitos maduros tras un injerto de grasa puede dar lugar a inflamación crónica, absorción y fibrosis. La eliminación selectiva de estos adipocitos maduros puede ayudar a mejorar los resultados, por lo que los científicos desarrollaron un gel de SVF, derivado del lipoaspirato, que elimina los adipocitos mientras preserva la fracción vascular estromal.

El trabajo evalúa el modo de retención y la regeneración del injerto de gel de SVF. Con este objetivo, se injertó el gel de SVF humano o grasa Coleman en ratones. Se estudiaron los eventos celulares a nivel histológico e inmunohistoquímico durante 3 meses. Tras ese periodo, la tasa de retención del injerto fue significativamente mayor en el caso de los injertos de gel de SVF.

Asimismo, el análisis histológico sugirió que, a diferencia de los injertos de grasa Coleman, los injertos de gel de SVF no mostraban áreas necróticas significativas. Además, la angiogénesis rápida y la infiltración macrófaga se observaron antes en el caso del gel de SVF. La presencia de preadipocitos de pequeño tamaño con gotas lipídicas intracelulares múltiples en los injertos de gel de SVF el tercer día también sugirió una adipogénesis muy temprana.

A partir de estos resultados, los investigadores chinos consideran que el gel de SVF “tiene una alta tasa de retención a largo plazo y un modo único de regeneración adiposa, que implica una rápida inflamación e infiltración de las células inmunitarias, estimulando la angiogénesis rápida e induciendo la adipogénesis mediada por células huésped”.