Los expertos se han basado en una serie de casos clínicos en los que han intervenido con esta 76 pacientes, 30 mujeres y 46 varones con esta técnica. Según explica el estudio, la edad media de los pacientes de es 59 años. En todos los casos, se llevó a cabo una revisión quirúrgica para autonomización del colgajo, desgrase, cartílago, etc. No hubo necrosis del colgajo en ningún caso.

El quipo explica que practicó con el grupo de pacientes una resección de carcinoma basocelular de piel nasal con limites quirúrgicos negativos por biopsia de congelación. La reconstrucción quirúrgica se llevó a cabo con elevación de colgajo frontal paramediano con pedículo de 1,5 centimetros en todos los casos, basado en el hecho de que la arteria supratroclear súperomedial es constante en su borde orbitario. El equipo cerró el defecto del área donante en la frente mediante sutura directa en todos los casos.

Los expertos señalan que el objetivo del trabajo era presentar y discutir una modificación de dicho colgajo: el pedículo estrecho del colgajo frontal paramediano presenta las ventajas que ofrece la modificación del colgajo, entre ellas, permite, preservar otro potencial colgajo similar para el futuro, si fuera necesario. “No se pueden negar los excelentes resultados que el colgajo frontal ofrece en la reconstrucción nasal”, señala el trabajo.