El empleo precario es una de las lacras de la profesión médica. “Fumiga el entusiasmo del médico”, ha reconocido Tomás Cobo en una entrevista con MedLab Media Group. El actual vicepresidente primero de la OMC (Organización Médica Colegial) se presenta de nuevo para renovar este cargo en las elecciones del sábado 30 de junio y reconoce que acabar con el empleo precario es uno de los retos que tiene por delante la corporación.

Tomás Cobo asegura que, si sale elegido el próximo sábado, trabajará por sacar adelante los nuevos estatutos de la OMC y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM). Tal y como explica, estos deben permitir la modernización de la organización. Para ello, la OMC ha creado un grupo de trabajo que se encargue de la redacción de los mismos. Cobo estima que estarán listos en un año para trasladárselos a la Asamblea para la votación.

“Debemos ser útiles para los colegiados y la sociedad”

Otro de los objetivos que se marca este anestesiólogo es convertir la corporación en algo útil para los colegiados y la sociedad. En este sentido, Tomás Cobo asegura que debe ser útil para los colegiados en el aspecto formativo, tanto desde el punto de vista de la acreditación como en la oferta de cursos de formación continuada.

El actual vicepresidente asegura que hace unas semanas se firmó un acuerdo con la UEMS (Unión Europea de Médicos Especialistas) para la acreditación europea de cursos de formación nacionales. Tomás Cobo destaca como otro de los logros de la corporación los programas de protección social y el programa PAIME (Programa de Atención Integral al Médico Enfermo), uno de los más eficientes e imitados en Europa y América.

El vicepresidente de la OMC reconoce que en el ámbito internacional deben reforzar las alianzas bilaterales con países europeos y ser la voz de la profesión en el Parlamento Europeo, en la Comisión Europea y en el Consejo de Europa a través de los representantes políticos a los que deben dar cuenta de “los problemas, anhelos, proyectos y necesidades de la profesión médica española”.

En el ámbito euro-latinoamericano “tenemos un papel importante”. Según describe Tomás Cobo, “desde la OMC hemos comenzado a promover alianzas entre UEMS y CONFEMEL para crear un eje euro-latinoamericano que permita la acreditación de formación posgrado y continuada europea en Iberoamérica”.

Retorno a la sanidad universal: una buena noticia

Tomás Cobo califica como “una muy buena noticia” el retorno a la sanidad universal. El vicepresidente de la OMC recuerda que durante su presidencia en el Colegio de Médicos de Cantabria denunció la injusticia del Real Decreto 16/2012 “que denegaba la atención a los más frágiles”. Esta primera medida de la nueva ministra de Sanidad es un primer paso importante, asegura, y confirma que por el momento no han mantenido un primer contacto.

Además del empleo precario, a Tomás Cobo le preocupan las agresiones a los médicos. Preguntado sobre el último caso registrado en Camarena, el vicepresidente de la OMC afirma que “es difícil controlar todos los escenarios en los que se realiza el acto médico, muchas veces cargado de desesperación y desesperanza”. “Aún así”, añade, “necesitamos hacer más esfuerzo para explicar a la sociedad que los médicos solo queremos ayudar”.

Sin duda el empleo precario es una lacra de la profesión en España, reitera Tomás Cobo. El 50% de los médicos en España tienen un contrato precario, el sueldo de los médicos españoles es 2 veces inferior a la media europea y el tiempo del que disponemos para formación es escaso. Estos 3 factores, concluye Cobo, “es posible que no sean lacras, pero sí fumigan el entusiasmo”.