El primer documento de consenso de criterios de derivación en asma para Atención Primaria se ha presentado este jueves en la sede de la Real Academia Nacional de Medicina, en Madrid. En su elaboración han participado profesionales de las 5 sociedades científicas españolas que reúnen a alergólogos, neumólogos y médicos de familia, los especialistas más implicados en el tratamiento del asma.

El objetivo fundamental de este documento de consenso de criterios de derivación en asma es aumentar la calidad asistencial, como ha señalado Antonio Fernández-Pro, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), implicada en la elaboración del texto junto a la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Para Fernández-Pro, este consenso de criterios de derivación en asma supondrá un “punto de inflexión en el tratamiento, el seguimiento y la calidad de vida de los pacientes”, a los que se ha colocado en el centro para elaborar un documento que recorre todo el proceso de abordaje del paciente asmático, desde el diagnóstico al seguimiento de la patología, pasando por el tratamiento y el control de la misma.

“La implicación del médico de familia, tanto en el diagnóstico como en el seguimiento es fundamental para conseguir una buena calidad de vida en el paciente asmático con el correcto control de los síntomas”, ha destacado el presidente de la SEMG.

En esa línea, su homólogo en la SemFYC, Salvador Tranche, ha reivindicado un cambio en el uso del lenguaje, ya que en su opinión las palabras a veces condicionan el pensamiento. “¿Por qué los médicos de familia derivamos y el resto solicita una interconsulta?”, se ha preguntado el especialista, que considera que lo “correcto” sería hablar de Atención Primaria y atención hospitalaria, en lugar de especializada, porque los médicos de familia también son especialistas.

Por su parte, el presidente de la SEPAR, Carlos A. Jiménez-Ruiz, ha destacado el “papel fundamental” de los neumólogos a la hora de solventar los problemas de infradiagnóstico y mal diagnóstico de asma que existen. Según ha recordado José Tomás Gómez, coautor del documento de criterios de derivación en asma y miembro de SEMERGEN, se calcula que la mitad de los pacientes con asma podrían no estar diagnosticados y que uno de cada 3 pacientes diagnosticados probablemente no sea asmático. “Es una enfermedad que causa sufrimiento y que causa mucho gasto”, ha apuntado el experto, para quien el gasto está directamente relacionado con el control de la enfermedad.

“Un paciente que no está controlado consume en recursos sanitarios unos 2.000 euros por año y un paciente bien controlado con 400 lo tenemos sin síntomas y con mejor calidad de vida”, ha afirmado Gómez, que ha destacado que en España muere cada año un millar de personas por asma.

Al respecto, Javier Domínguez, otro de los autores del documento sobre criterios de derivación en asma y miembro de la SEAIC, ha explicado que el tabaquismo, la exposición a contaminantes o las comorbilidades pueden afectar al manejo del asma. Asimismo, ha comentado el proceso de elaboración del texto, que en breve se publicará en las revistas científicas de todas las sociedades implicadas. “Esta guía recoge la evidencia y la adapta a nuestra realidad asistencial”, ha subrayado el médico sobre un documento elaborado gracias a la colaboración de GSK.

De acuerdo con las citadas organizaciones, el asma es una de las patologías crónicas más prevalentes tanto en España como en el resto del mundo. Afecta a más del 5% de la población adulta y al doble de la población infantil. A pesar de su alta prevalencia, siguen existiendo fallos de diagnóstico y problemas para su tratamiento y seguimiento. Los expertos esperan que el documento Criterios de Derivación de Pacientes con Asma para Atención Primaria ayude a manejar la enfermedad.

https://youtu.be/Cf85kxc4Owo