El alza de los precios de los fármacos en los Estados Unidos ha sido el detonante de la cruzada de Trump. Según informa la agencia EFE, el presidente norteamericano ha denunciado que las farmacéuticas y los países extranjeros son responsables de los altos precios de los medicamentos y ha avanzado la puesta en marcha de un plan para reducirlos.

La cruzada de Trump contra los precios elevados de los medicamentos ha comenzado con la redacción de unas directivas para reducir los costes. La intención del presidente de Estados Unidos es obligar a otras naciones a subir los precios de los fármacos para así poder rebajarlos dentro de las fronteras estadounidenses.

La cruzada de Trump pone en marcha otra de las medidas anunciadas durante su campaña electoral. Con esta propuesta pretende buscar formas de aumentar la competencia, obtener más poder de negociación sobre los precios y encontrar otras maneras de reducirlos, así como los costes que enfrentan a los pacientes.

Trump propone subir los precios en otros países

El representante comercial de los Estados Unidos, Bob Lighthizer, se ha sumado a la cruzada de Trump y ha argumentado que “es hora de poner fin a los abusos de una vez por todas”. Tal y como ha reconocido, “tenemos un gran poder sobre los socios comerciales. Estados Unidos no será engañado más y especialmente no será engañado por países extranjeros”.

Según el presidente norteamericano otros países se aprovechan de la industria farmacéutica estadounidense y sus inversiones en investigación y desarrollo. El objetivo de la cruzada de Trump es bajar los precios en su país e incrementarlos en otras naciones. “Cuando los gobiernos extranjeros exigen precios irrazonablemente bajos a los fabricantes de medicamentos estadounidenses, los estadounidenses tienen que pagar más para subsidiar el enorme coste de la investigación”.

En opinión del representante de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, la cruzada de Trump no antepone los intereses de los pacientes. “La idea de que pedirle a Alemania subir más los precios de los fármacos a sus ciudadanos ayudará a los estadounidenses es una excusa y el colmo de la absurdidad”.

Trump también ha destacado el papel de los intermediarios en la industria farmacéutica que negocian precios más bajos en forma de descuentos y los que reciben esos descuentos. “Estamos eliminando a los intermediarios. Se volvieron muy ricos, ya no serán tan ricos”, ha concluido.