En la actualidad, el acné fulminante no destaca por la información que hay en torno a él basada en la evidencia. Además, no hay suficientes recomendaciones sobre el tratamiento más adecuado ni tampoco sobre cómo se clasifica esta enfermedad dermatológica.

Un equipo de especialistas ha intentado analizar el abordaje con el fin de mejorar el espectro del acné fulminante revisando la literatura existente hasta ahora sobre esta variedad grave de acné.

Los doctores presentaron una serie de casos clínicos y una batería de respuestas a un cuestionario, además de crear recomendaciones basadas en el consenso de los profesionales que recogieron en forma de guía. Estas guías ayudarán a los dermatólogos a la hora de clasificar el acné fulminante, y facilitarán el tratamiento y las recomendaciones del mismo y sus variantes.