El profesor Christos Zouboulis, director de los departamentos de Dermatología, Venereología, Alergología e Inmunología del Centro Médico Dessau de Dessau, de Alemania, ha comunicado que los síntomas de la hidrosadenitis pueden tener consecuencias muy negativas en el estado emocional del paciente. Además, dijo que las lesiones podían llegar a ser muy dolorosas y limitantes para el ejercicio de la vida diaria.

Adalimumab se aprobó por primera vez en 2004 en más de 90 países para 14 indicaciones. A día de hoy, se usa para tratar a más de un millón de pacientes a nivel mundial, entre ellas la HD, patología conocida por los dermatólogos como acné inverso. Esta enfermedad afecta entre el 1-4% de la población mundial, y su prevalencia entre los adolescentes está estimada en u n 0,09%.

Lesiones inflamadas y dolorosas en ingles y axilas son las señas de identidad de la HD, aunque también pueden aparecer en el pecho y nalgas. En muchos casos, es difícil de diagnosticar, según la farmacéutica, y en ocasiones se ha tardado hasta 8 años en llevar a cabo diagnósticos precisos de la enfermedad.

Adalimumab ya está aprobado para el tratamiento de artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, espondiloartritis axial grave, psoriasis en placas crónicas, artritis psoriásica, enfermedad de Croh, colitis ulcerosa, hidrosadenitis supurativa, uveítis no infecciosa y panuveítis. En pacientes pediátricos, está aprobado en casos de artritis asociada a entesitis, psoriasis crónica en placas grave, enfermedad de Crohn activa de moderada a grave y artritis idiopática juvenil poliaraticular activa.