Las provincias de Córdoba, Granada y Málaga suman casi 700 pacientes voluntarios al proyecto europeo Preciseads que, desde 2014, estudia nuevas alternativas terapéuticas para el tratamiento de enfermedades autoinmunes. Se trata del único proyecto de estas características en Andalucía y de uno de los 2 únicos que existen en toda en España.

Preciseads tiene una duración de 5 años y cuenta con un presupuesto total de 22,7 millones de euros, cofinanciados por iniciativas publico-privadas y la Federación Europea de Asociaciones e Industrias Farmacéuticas. El proyecto, liderado por la doctora Marta Alarcón, se centrará en la investigación biomédica y la búsqueda de mejores sistemas de diagnóstico y terapia para una gran variedad de enfermedades autoinmunes:

  1. Artritis reumatoide.
  2. Síndrome de Sjögren.
  3. Síndrome antifosfolípido.
  4. Lupus eritematoso sistémico.
  5. Enfermedad mixta del tejido conjuntivo.
  6. Esclerosis sistémica progresiva o esclerodermia.

Los pacientes españoles se suman así a la recogida masiva de muestras de los 2.180 voluntarios procedentes de una docena de países. Según informa la Junta de Andalucía en una nota de prensa, una extensa red de expertos industriales, clínicos y académicos europeos buscará perfiles moleculares comunes entre pacientes con la misma enfermedad autoinmune.

Además, compararán los resultados con otros 600 individuos sanos para determinar únicamente las características moleculares que causan la patología, lo que, en un futuro, podría contribuir al diagnóstico temprano de estas enfermedades autoinmunes. En el caso concreto de Andalucía, el grupo de investigación estará formado por:

  1. Hospital Regional de Málaga.
  2. Hospital Reina Sofía de Córdoba.
  3. Hospital Campus de la Salud de Granada.
  4. Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge.
  5. Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
  6. Centro de investigación genómica y oncológica Genyo, en Granada.

“Proyectos como este permiten el intercambio de conocimiento entre expertos de distintos puntos del mundo, fomentan una investigación colaborativa y que se compartan los recursos disponibles”, valoran los participantes; “todo ello, con el fin último de mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedades autoinmunes”.