Este estudio es uno de los más ambiciosos que se realizan sobre Medicina Estética, porque recopila la opinión de 8.000 mujeres de 16 países: Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Italia, Japón, México, Países Bajos, Corea del Sur, España, Tailandia, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos, y está basado en estudios de mercado.

Caroline Van Hove, vicepresidenta de Allergan, explicó que el concepto de belleza depende de cada país. Mientras en Europa el paso del tiempo es asumido de una forma natural, en Asia, las mujeres buscan cambiar de aspecto radicalmente, y en Oriente Medio pretenden acentuar sus rasgos para verse más bellas.

De este estudio se desprende el deseo de la mujer por mejorar su aspecto con el objetivo de controlar positivamente su imagen, ya sea mediante tratamientos estéticos, maquillaje o, incluso, filtros. Para 4 de cada 10 mujeres el tratamiento estético al que recurren es igual de importante para aumentar su autoestima que para reducir la flacidez.

Un 41% de las mujeres españolas cree que la belleza exterior es más importante que la interior, mientras que solo el 37% opina lo contrario, y un 22% asegura que existe armonía entre ambas. Si 3 de 4 mujeres quiere dar lo mejor de ellas para sí mismas, un 37% lo hacen pensando en sus parejas y un 15% para sus amigos.

Mauricio de Maio, cirujano plástico en Brasil, quiso reflexionar sobre el cambio de actitud que se ha producido a nivel mundial en la estética. Ahora, el objetivo cuando un paciente se pone en manos de un especialista está motivado por “sentirse más felices viviendo sanos”. Este médico, confesó que ya no se trata de corregir lo que no gusta, sino de cómo sentirse con el resultado.

Piel y cuerpo igual de importantes

La piel ha pasado a ser tan importante como el cuerpo, o por lo menos así lo considera el 56% de las estudiadas. Tener una piel “sana, resplandeciente, firme y luminosa” interesa a la mujer española. Los tratamientos de rellenos cada vez son más considerados y, en España, el 35% afirma que la razón principal que las motivaría a inyectarse ácido hialurónico sería mejorar la autoestima.

En cuanto a los resultados, 6 de cada 10 españolas cree que el resultado es natural, mientras el 36% se muestra reacia a aparentar una expresión congelada. Por último, el gasto medio que les supone al mes es de 35 euros, ya que se someten a los cuidados rutinarios con frecuencia.

A 7 de cada 10 mujeres españolas, les interesa mejorar las bolsas de los ojos, y un 26% estaría dispuesta a tratar estas zonas para lograr el aspecto deseado. En Brasil, por su parte, 8 de cada 10 mujeres tiene más interés en mejorar el aspecto de las manchas, mientras que, en China, un 40% preferiría cambiar sus mejillas.

Según el estudio The Changing Faces of Beauty, un 35% de las españolas se realizaría un tratamiento con ácido hialurónico para mejorar su autoestima. Según este estudio, las mujeres ya no solo buscan juventud; reforzar su autoestima se ha convertido en su prioridad a la hora de someterse a tratamientos estéticos.