“La mayoría de los dermatólogos en los EE. UU. recibieron alguna forma de pago de la industria”, señala la autora principal de la investigación, Marie Léger, una dermatóloga en Weill Cornell Medicine. “Dicho esto, la mayoría de los dermatólogos reciben una cantidad modesta de la industria”, sentencia la científica. Es difícil saber lo que significan estos pagos, pero ver cómo fluye el dinero de la industria hacia la profesión de la dermatología es importante para la comprensión de la relación entre esos 2 grupos, señala el estudio.

Los investigadores analizaron las bases de datos de Sunshine Act Open Payment de los Centros de los Servicios Medicare y Medicaid, que registra los pagos efectuados a los médicos por parte de los fabricantes médicos estadounidenses y organizaciones de compra en grupo. Encontraron que, en el año 2014, 8.333 dermatólogos recibieron 208.613 pagos diferentes por un total de 34 millones de dólares. Dichos pagos podrían adoptar varias formas como donaciones, subvenciones, formación, consultoría, alimentos o bebidas.

La cantidad de dinero, sin embargo, representa menos del 1% de los 6.500 millones de dólares pagados a los médicos en 2014, según indica el estudio. De los médicos que recibieron pagos, el 15% de los dermatólogos recibió menos de 100 dólares, el 63% recibió menos de 500 y el 78% recibió menos de 1.000. El 10% de los médicos cobró, al menos, 3.940 dólares, lo que representa el 90% del total pagado a los especialistas.