El brote de sarna de Reus, detectado en el Hospital Sant Joan, afecta ya a 23 profesionales, según indica la agencia EFE. El centro ha registrado un nuevo caso que se suma a los 22 iniciales y que ya está bajo control, según ha indicado el hospital catalán. El primer caso se detectó el pasado 12 de enero y, desde entonces, ya hay 23 afectados por el brote de sarna de Reus.

El brote de sarna de Reus se ha producido, fundamentalmente, entre los profesionales de enfermería y los celadores de urgencias que han recibido el tratamiento de forma inmediata. Una vez aplicado el tratamiento sobre la piel, explica EFE, el trabajador afectado deja de transmitir la enfermedad.

La Secretaría de Salud Pública y la Comisión de Infecciones del Hospital Sant Joan han decidido poner a disposición de los profesionales del servicio de urgencias un tratamiento preventivo. El centro hospitalario ha intensificado, además, las medidas de higiene: limpieza del mobiliario o cambio diario de ropa laboral, con el fin de frenar el brote de sarna de Reus.

Según informa el centro, el tiempo de incubación de la enfermedad puede ser de entre 2 y 6 semanas, de ahí que se hayan reforzado las medidas de detección para actuar inmediatamente si apareciesen nuevos casos. El comité de empresa informa de que se trabaja conjuntamente con el comité de salud laboral para superar este brote a la mayor brevedad posible.

Los protocolos de inspección, vigilancia y control de la Agencia de Salud Pública se han activado con el objetivo de localizar el origen del brote de sarna de Reus y determinar la idoneidad de las medidas adoptadas y hacer el seguimiento oportuno, concluye el hospital catalán.