En el curso de tricología se abordó el nuevo uso de los antiandrógenos, la seguridad de los inhibidores de la 5-alfa reductasa (finasterida y dutasterida) y los efectos adversos relacionados con la sexualidad y el riesgo de cáncer. También hubo un espacio dedicado a la tricoscopia digital y a la tricología en niños.

“En lo que respecta a la alopecia más frecuente, la androgénica, destacan las investigaciones en nuevas vías de utilización de los fármacos antiandrógenos como las infiltraciones locales o la vía tópica”, declaró Sergio Vañó.

Las últimas publicaciones científicas en las que se habla de la finasterida y dutasterida para tratar la alopecia androgénica en hombres y mujeres fue uno de los temas de discusión del curso de tricología. También se pusieron sobre la mesa las terapias más novedosas, como el láser de baja potencia, la administración de setipiprant, los tratamientos que actúan a nivel de células madre o el plasma rico en plaquetas.

Para este dermatólogo, en los últimos años se está avanzando mucho en el tratamiento de la alopecia androgénica y afirmó que el siguiente paso serán las terapias relacionadas con la clonación capilar. No quiso pasar por alto la presentación de tratamientos experimentales que están obteniendo buenos resultados en ensayos clínicos.

Una parte del curso del curso de tricología estuvo orientada a hablar de los trasplantes capilares y la entricología infantil. Destacó la intervención del doctor Rui Oliveira, quien quiso dejar clara su visión en los tratamientos de la alopecia que están por venir.

Decálogo de la tricología

1. Las terapias más seguras y eficaces son con dutasterida y finasterida oral tanto para mujeres como para hombres.

2. La finasterida tópica potencia, en algunos casos, el tratamiento con minoxidil sin medicación oral.

3. Las infiltraciones con dutasterida pueden sustituir a la medicación oral o ser un complemento que potencie la acción de otras terapias.

4. El láser de baja potencia es seguro en pacientes con alopecia androgénica.

5. La terapia con células madre, los agonistas de la vía Wnt y el setipiprant son alternativas en la alopecia androgénica.

6. Las células madre de un solo harán posible la clonación de miles de pelo en un futuro.

7. Los inhibidores de la vía JAK son una opción para pacientes con alopecia areata.

8. Los medicamentos antiandrógenos ayudan a estabilizar la alopecia frontal fibrosante.

9. La tricoscopia digital es un diagnóstico no invasivo útil.

10. El trasplante capilar con microinjertos logra un resultado natural.