La existencia de estos servicios es especialmente importante en hospitales de alta resolución, ya que “se caracterizan por realizar consultas por acto único, lo que supone que, en una misma visita, al paciente se le practican las pruebas necesarias, se le ofrezca un diagnóstico y se le prescriba un tratamiento”, explican.

Así mismo, “en estos centros prima también la realización de cirugía mayor ambulatoria, con aplicación de técnicas poco invasivas que evitan la hospitalización”, resumen sobre el complejo, cuya construcción supuso una inversión de 21 millones de euros y más de una década de espera.

Oftalmología y Dermatología se suman así a la implantación progresiva de servicios en el Lebrija, que ya cuenta con Medicina Interna, Cardiología, Aparato Digestivo, Neumología, Obstetricia, Fisioterapia y Rehabilitación. A lo largo de este primer semestre de 2017, se abrirá también una nueva área de Urgencias.

En este sentido, y “para resolver con la mayor agilidad todas las situaciones en las que sea necesario evacuar a un paciente a un centro sanitario de mayor complejidad”, en el futuro el hospital dispondrá también de una helisuperficie.