Según ha informado la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, el tratamiento de fototerapia que ofrece el Hospital de Valme consiste en irradiar la piel a través de rayos ultravioleta durante un tiempo determinado, que varía en función del caso. El objetivo es que desaparezcan o mejoren las lesiones cutáneas.

De media, los pacientes se someten a unas 30-40 sesiones al año (2 o 3 a la semana). El 50% de los pacientes que recibieron este tipo de terapia tenían psoriasis, el 35% vitíligo, el 10% dermatitis atópica y el 5% otras patologías cutáneas. El tratamiento de fototerapia está indicado también para esclerodermia, alopecia areata, granuloma anular, prurito, linfomas cutáneos, liquen plano y otras dermatosis.

El equipamiento del Hospital de Valme consta de una cabina de última generación dotada de 40 tubos de luz ultravioleta A y B, lo cual permite rentabilizar su uso para diferentes tratamientos.

Además de ofrecer tratamientos de fototerapia, la Unidad de Gestión Clínica de Dermatología del Hospital Universitario Virgen Valme, que dirige Jerónimo Escudero, dispone de terapia de fotodinámica o criocirugía. Las consultas, asimismo, se organizan de forma monográfica para optimizar el abordaje de las enfermedades cutáneas.