El VPH o virus del papiloma humano podría ser un disparador para varios tumores en pacientes jóvenes con una infección latente, según una investigación rusa. Los médicos apuntan a que el VPH podría aumentar las posibilidades de la manifestación de varios cánceres, en especial el de vejiga. En el estudio, los cambios citopáticos e inclusiones intranucleares se han asociado con la actividad y las características morfológicas de las infecciones por herpesvirus.

El grado del cáncer varió según de la etapa del proceso, pero no del grado de anaplasia, según escriben los expertos. “La papilomatosis se asocia con un curso más favorable del proceso tumoral”. Los médicos subrayan que en el estudio se han centrado en el papel del VPH como agente de alto riesgo oncogénico en el desarrollo de cáncer de vejiga urinaria.

Los médicos subrayan que durante el estudio hubo correlaciones positivas entre los cambios celulares citopáticos e inclusiones intranucleares (manifestaciones del VPH) y el nivel de anticuerpos antivirales, la presencia de virus en el tumor, así como con los componentes del infiltrado linfoide-plasmocito. “Se encontraron correlaciones negativas entre la presencia de papilomatosis y los cambios anteriores”.

Aunque aún es necesario más investigación, los expertos opinan que existe una conexión entre el cáncer y el VPH.

Para su análisis, los expertos examinaron a 100 pacientes (72 hombres y 28 mujeres) de entre 38 y 90 años (edad promedio 65 +/- 10 años) diagnosticados con cáncer de vejiga. Los investigadores aplicaron el tratamiento y monitorizaron a los pacientes. La evaluación clínica se complementó con ensayos inmunoabsorbentes ligados a enzimas para determinar la presencia de anticuerpos antivirales contra el virus del herpes simple (VHS) tipo 1 y tipo 2.

Los médicos también buscaron la presencia de citomegalovirus (CMV), virus de Epstein-Barr (EBV), raspado de uretra para detectar el alto riesgo oncogénico del VPH. Se tomaron muestras del tejido tumoral para detectar el virus de la PCR. El análisis semicuantitativo se utilizó para evaluar los componentes de los infiltrados de linfocitos plasmocitos y leucocitos y los cambios citopáticos en el tejido tumoral.