Erradicar el pian en Papúa Nueva Guinea es el objetivo que se ha marcado Kern Pharma que ha donado 500.000 dosis de azitromicina. Según indica el laboratorio en una nota de prensa, Kern Pharma se suma al proyecto que lidera el doctor Oriol Mitjà, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) para erradicar esta enfermedad en la isla de Lihir.

El pian es una de las enfermedades olvidadas y afecta, sobre todo, a niños provocándoles úlceras en la piel y deformaciones óseas graves. Con el objetivo de erradicar el pian en Papúa Nueva Guinea Kern Pharma ha donado 500.000 dosis de tratamiento necesarias para eliminar esta enfermedad. Gracias a esta donación 50.000 personas han podido ser tratadas.

Tal y como destaca Kern Pharma, una dosis de azitromicina es capaz de curar a una persona con pian. En 2015, el proyecto de Mitjà demostró que la administración masiva de este antibiótico contribuía a frenar la transmisión y con ello erradicar el pian en Papúa Nueva Guinea. Tras estos resultados, explica el laboratorio, da comienzo una nueva fase en la que se pretende establecer la mejor estrategia para distribuir la azitromicina y desplegar una campaña de erradicación efectiva de la enfermedad. El objetivo final es que en 2020 esté erradicada.

Oriol Mitjà ha explicado que “este objetivo requiere un gran esfuerzo colaborativo y una gran cantidad de medicación”. En este sentido el médico agradece la colaboración de Kern Pharma y asegura que su azitromicina ha recorrido medio mundo hasta llegar a Papúa Nueva Guinea. “Va a ser clave, junto al apoyo del resto de colaboradores, para que podamos continuar trabajando en la erradicación del pian”, ha añadido.

Desde Kern Pharma afirman que la colaboración en este proyecto nace del compromiso de la compañía con la mejora de la salud y la calidad de vida de las personas. Anna Llopis, responsable de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de Kern Pharma, ha indicado que “para nosotros las 500.000 dosis de azitromicina supone el mayor esfuerzo que hemos realizado en el ámbito de la RSE. Es un orgullo que un antibiótico como este pueda colaborar en la erradicación del pian en Papúa Nueva Guinea”.