Con esta premisa, ambas instituciones están realizando una serie de encuestas online para averiguar el grupo sanguíneo de pacientes con lupus, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante y psoriasis no concomitante con artritis psoriásica.

La iniciativa de investigar estas enfermedades ha surgido del éxito de una encuesta anterior sobre los grupos sanguíneos de pacientes con esclerodermia. Este primer ensayo reunió 924 respuestas en las primeras 6 semanas del año 2017.

Los resultados aún están siendo analizados; sin embargo, “ya es evidente que el grupo sanguíneo de los participantes no es coincidente con las estadísticas de la población general”, según explica el fundador y director ejecutivo de Scleroderma Education Project, Ed Harris.

“Estos inesperados resultados en la encuesta sobre esclerodermia motivaron al equipo a ampliar el alcance del estudio”, afirma el experto en declaraciones a la revista Lupus News Today. Ahora, el objetivo es “determinar si ese patrón inusual en el grupo sanguíneo se repite en enfermedades autoinmunes similares o es exclusivo de la esclerodermia”, explica.

La encuesta, que únicamente consta de 2 preguntas -grupo sanguíneo y país de nacimiento-, espera obtener, al menos, 1.000 respuestas por cada una de las enfermedades. “Dependiendo de los resultados de este estudio piloto inicial, haremos un análisis en profundidad de los registros de pacientes”, adelanta.

De esta forma, se eliminarían los problemas característicos del autoinforme, tales como el sesgo de selección o la recopilación de información inexacta, y los investigadores podrían acceder a datos adicionales que ayudasen a explicar los datos observados.