Mariano Ara Martín, presidente del Comité Organizador, hizo balance del congreso y explicó cómo se habían tratado las novedades en el diagnóstico y tratamiento en enfermedades cutáneas. Se hizo mención especial a la hidrosadenitis, dermatitis atópica, psoriasis o al melanoma por haber ofrecido datos esperanzadores en su tratamiento.

La alopecia, las enfermedades de transmisión sexual, la dermatosis en el embarazo o las infecciones cutáneas fueron otros de los temas que se trataron, así como las técnicas de dermatología estética o pruebas diagnósticas (ecografía cutánea, dermatoscopia o microscopía confocal).

“El objetivo ha sido actualizar los conocimientos en el manejo de las distintas patologías dermatológicas, aportando a los congresistas las herramientas más novedosas que les permitan una atención integral de sus pacientes de muy alta calidad”. Mariano Ara Martín.

Como novedad, este congreso ha intentado acercar la Dermatología a la población, a los educadores y enfermeras, tal y como explicó Ara. Entre los talleres y actividades que se realizaron, organizados por la Fundación Piel Sana, se abordaron cuestiones como la fotoprotección, el abordaje de enfermedades crónicas o los hábitos de vida dermosaludables.

En esta 44º edición, se premió a varias ONG por sus acciones solidarias llevadas a cabo con pacientes afectados por graves enfermedades dermatológicas. Una de ellas fue Médicos del Mundo Aragón, galardonada por su proyecto “Prevención y actuación ante la Mutilación Genital Femenina”.

Este congreso contó con gran presencia internacional. La Academia Americana de Dermatología (AAD), la Academia Europea de Dermatología (EADV), la Sociedad Portuguesa de Dermatología e Venereología (SPDV), el Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología (CILAD) y la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas (ILDS) no quisieron faltar a la cita.