El barómetro de la ASENDHI establece que la hidrosadenitis supurativa aparece en edades tempranas y que el diagnóstico precoz para mejorar la calidad de vida de los pacientes o frenar el avance de la enfermedad es imprescindible, según publica la agencia EFE.

Esta patología dermatológica, también llamada acné inverso, no suele detectarse hasta los 9 años de media. Los dolores asociados hacen que los afectados vean reducida su calidad de vida por la inflamación de aquellas zonas con abundantes folículos pilosos que causan nódulos en axilas e ingles, principalmente.

La dermatóloga del complejo hospitalario Lucus Augusti, Mercedes Otero, declaró que la hidrosadenitis supurativa es una dolencia muy poco consultada por el estigma social que lleva implícito.

"En muchos pacientes el dolor que provoca la enfermedad es constante y agudo, impidiéndoles asistir a su puesto de trabajo durante largas temporadas", sentenció Silvia Lobo, presidenta de ASENDHI.

En el barómetro de ASENDHI, se refleja que la hidrosadenitis supurativa tiene un fuerte impacto en la sociedad gallega. Esta enfermedad causó en Galicia bajas de cerca de 2 meses, y la media que estable el estudio de días de baja anuales es de 32.