De este modo, asegura que “dada su baja incidencia, hay pocos profesionales o centros expertos en estas patologías, la industria farmacéutica muchas veces tampoco invierte por ser poco frecuentes y es por tanto necesario poder obtener ayudas gubernamentales o europeas”. En este sentido, la Unión Europea ha decidido crear la ERNs para que los centros con más experiencia en cada una de estas enfermedades puedan compartir conocimientos.

Así, estos grupos de colaboración que se crean ahora facilitarán el intercambio de conocimientos, de experiencia y de investigación médica: ello va a permitir una movilidad de conocimiento y excelencia entre diferentes países para que cada niño pueda tener el tratamiento y manejo más avanzado en su propio país que aumente la calidad de vida de estos niños con enfermedades raras, asegura la experta.

La organización también subraya en el documento que la dermatitis atópica es una de las patologías más frecuentes en esta etapa, ya que es un cuadro que afecta a la infancia, y se estima su prevalencia de hasta un 30% de la población en los países occidentales. De este modo, profundiza en la incidencia de esta enfermedad que ha ido en aumento en los últimos 20 años debido a los cambios en los hábitos de vida en las sociedades industrializadas.

“La inmadurez del sistema inmunitario por el exceso de higiene y esterilización de los utensilios y entorno de los recién nacidos y niños en su primera infancia conlleva alteraciones en el sistema inmunitario que causa, según la teoría higienista, alteraciones cutáneas, pulmonares y en otros órganos y aparatos”, señala el texto de la organización.