Un informe realizado por la Federación de Planificación Familiar Estatal española sobre el acceso de las mujeres a la anticoncepción en las comunidades autónomas afirma que hay diferencias muy acusadas entre comunidades en cuanto a la prestación anticonceptiva, la atención sexual y la atención reproductiva.

Los anticonceptivos no son un bien de lujo

El principal obstáculo que encontró este informe fue la falta de apoyo institucional, la ausencia de protocolos, la falta de formación de los profesionales y las falsas creencias sobre los efectos de algunos métodos, entre otros.

Según la ginecóloga Concha Martín, una de las coautoras, "los anticonceptivos en España son más caros que en toda Europa". La doctora considera, además, que la anticoncepción "no es un artículo de lujo, sino una necesidad".

Pese a que en el informe la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud indica la necesidad de que todos los métodos anticonceptivos sean accesibles a toda la población, la realidad es bien distinta. Navarra es la comunidad que más anticonceptivos financia, seguida de Andalucía, Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana y Extremadura.

Ni Madrid ni Murcia financian los anticonceptivos. Martín quiso señalar que en estas comunidades hay unas tasas de abortos superiores a la media, no tienen planes de prevención ni campañas de sensibilización del VIH de ningún tipo. En Europa, sucede lo contrario; los anticonceptivos son más baratos y accesibles a toda la población.

Los últimos datos de la ONU son alarmantes en cuanto a cifras se refiere. Hasta el año 2015 había casi 18 millones de mujeres mayores de 15 años con VIH, lo que supone un 51% del total de personas contagiadas por el virus. Esto sigue posicionando a esta enfermedad de transmisión sexual (ETS) como un asunto de Salud Pública.

Según Michel Sidibé, director ejecutivo de la agencia de Naciones Unidas contra el sida (ONUSIDA): "El mundo está fallando a las mujeres jóvenes, necesitamos hacer más y de manera urgente. El progreso que hemos logrado es notable, especialmente en lo que se refiere al tratamiento, pero también es increíblemente frágil. Están surgiendo nuevas amenazas y si no actuamos ahora nos arriesgamos a que resurjan y resistan".