La compra de ThermiGen, que este año estará disponible en Europa, ha sido, según la empresa, clave en la presencia de Almirall en el área de Estética, que, en 2016, alcanzó un crecimiento del 62%, con respecto al año anterior. El consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz, ha destacado que 2016 ha sido un "año importante" para continuar consolidando la nueva dirección estratégica.

El consejero también ha afirmado que, entre otras cosas, el lanzamiento de nuevos productos, como Veltin y Altabax en Estados Unidos “ha apoyado aún más” el crecimiento y ha añadido que continúan dedicado a la transformación de Almirall en una compañía líder en Dermatología. Cabe destacar que la Dermatología por prescripción ha crecido un 10% en Estados Unidos. Este aumento ha sido impulsado por la franquicia Acné, de la que se ha beneficiado Almirall.

Según revela la empresa, sus ventas mundiales de productos dermatológicos en 2016 crecieron un 32,1% hasta llegar a los 390 millones. Esta especialidad representa el 51% del total de las ventas, frente al 43,1% que suponía en 2015. El mayor motor de crecimiento que ha tenido la compañía durante el pasado ha sido Europa, ya que sus ventas en el viejo continente aumentaron un 23,4% hasta alcanzar los 179 millones. En contra partida, los gastos de investigación y desarrollo fueron de 98,3 millones y representan el 12,9% de las ventas netas.