Según informan desde la Junta de Andalucía, esta es la primera vez que se realiza un trasplante de piel humana artificial basada en nanoestruturas para tratar una gran superficie de piel quemada y de una enferma en estado crítico. Este trasplante se ha hecho siguiendo los estándares europeos de fabricación de medicamentos.

Tanto el ámbito sanitario como el académico (Universidad de Granada, el Complejo Hospitalario de esta ciudad y el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla) se han unido para que muchos años de investigación hayan dado sus frutos, quiso recordar la Junta de Andalucía.

Según declaraciones del consejero, la novedad radica en la nueva fórmula con agarosa, una sustancia procedente de un alga marina, que ha perfeccionado la adhesión y la sutura. Por otro lado, se ha usado nanoestructuración por presión, lo que ha mejorado las propiedades relacionadas con la deformación de la piel para adaptarse a la superficie con precisión.

Lo más novedoso es que se ha podido fabricar 2 láminas de piel de 4 centímetros cuadrados cada una en 4 semanas. Esto supone 5.9000 centímetros cuadrados de piel para los miembros superiores e inferiores, el abdomen, la región abdominal y hemiespalda.