La Fundación Europea del Cáncer informa de que un 15% de los hombres y un 6% de las mujeres en Europa padecen queratosis actínica, que es la lesión inicial al cáncer cutáneo. Esta patología precancersosa se da, sobre todo, en aquellos pacientes que tienen la piel muy clara y es típica de países con mucho sol.

La queratosis actínica disminuye si se usa protección solar, según detalla un estudio del profesor Antony Young, del King' College London junto al doctor Douki del CEA de Grenoble. En esta investigación se detallaba la efectividad de la protección solar en el envejecimiento, el cáncer cutáneo no melanoma y la queratosis actínica.

Sandra Costa, farmacéutica de Avène, declaró que los fotoprotectores están catalogados como productos sanitarios de clase 1, ya que se usan para la "prevención, el control y el alivio de una enfermedad" y hacen que los daños en la piel sean menores. Los pacientes diagnosticados de queratosis actínica tienen que cumplir un tratamiento crónico. Por su parte, Rosa María Valls, farmacéutica del mismo grupo, resaltó la importancia de acudir al dermatólogo si se detectan manchas o costras en la cabeza.

Una encuesta realizada a 7.000 personas, aproximadamente, da fe de que ha aumentado un 15% el número de personas que se han quemado en los últimos 4 años, que coincide con la cifra de personas que han empezado a usar una protección solar de +50. Esta encuesta manifiesta que una de cada 4 personas no sabe si el índice de protección que usa es bueno para su piel.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que cada año se diagnostican casi 130.000 melanomas y más de 2 millones de cánceres cutáneos distintos, lo que se cobra la muerte de 66.000 personas aproximadamente. Aun con las campañas de concienciación, solo un 13% de la población se da crema solar una sola vez al día.