El doctor Silvestre declaró, a través de la Academia Española de Dermatología y Venereología, que es una enfermedad muy limitante que afecta a la calidad de vida de quien la padece. Los brotes aparecen sin que el paciente se lo espere y la sensación de gravedad para él es constante.

Este médico y coordinador de la Geidac (Grupo Español de la Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea) insiste en el origen desconocido de la urticaria, pese a que muchos consideran que tiene una causa alérgica. Silvestre ve innecesario someter al paciente a una batería innecesaria de pruebas que determinen la causa, pese a los avances logrados en el manejo terapéutico.

“En España hemos diseñado protocolos de actuación muy eficaces, fruto de la colaboración entre dermatólogos, atención primaria y urgencias, los cuales están siendo copiados por el resto de Europa”, aseguró el doctor Silvestre.

Esta patología, aguda o crónica, y asociada a un intenso picor, inflamación de la piel y enrojecimiento, puede afectar al sueño del paciente. Desde la academia han señalado que los factores que la causan puede estar o no localizados, y en alguna ocasión están asociados a fármacos, el estrés o la infección.

Otra dermatóloga, María Antonia Pastor Nieto aseguró que el 70% de los pacientes resuelve su urticaria crónica en menos de un año. El 30% restante puede durar más, y entre un 11-14% tarda más de 5 años en acabar con la enfermedad.

La doctora Giménez Arnau, por su parte, aseguró que la demora en el diagnóstico y manejo de la urticaria crónica, podía ser de 24 meses, aproximadamente, lo que retrasa iniciar el tratamiento de un modo lo más eficaz posible.