Las ITS (infecciones de transmisión sexual) continúan su tendencia creciente en España y los países del entorno, tal y como ha recordado el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), que acaba de publicar un informe epidemiológico en el que se confirma la tendencia ascendente de las ITS también en la comunidad navarra. El año pasado se cerró con un 43% de nuevos diagnósticos en las principales infecciones.

Según ha informado la agencia EFE, en el primer trimestre de este año han aumentado en Navarra las ITS por clamidia, gonococia, sífilis y VIH. En concreto, se han detectado 89 casos de ITS por clamidia (frente a los 63 del mismo periodo de 2017), 37 casos de gonococia (frente a 29), 19 de sífilis (frente a 14) y 13 de VIH (frente a la decena de 2017). El año pasado se cerró con 449 frente a 312 ITS, lo que supone un aumento del 43%.

De los casos de 2017, la mitad de ellos fueron por clamidia, una infección bacteriana que a menudo es asintomática, como ha recordado el ISPLN, que ha insistido en la importancia de la prevención para tratar de poner freno a este incremento de las ITS que se está dando no solo en Navarra, sino en toda España y los países de alrededor.

En ese sentido, el instituto ha señalado que tanto los sistemas sanitarios como la sociedad en general cuentan en la actualidad con medios para prevenir, diagnosticar y tratar estas ITS; medios que, “bien utilizados, permitirían prevenir la mayor parte de los casos, lo que contrasta con la tendencia ascendente que se viene registrando”.

Entre los medios disponibles para la prevención de ITS existen vacunas, para el caso del virus del papiloma humano o de los virus de las hepatitis A y B. Asimismo, el preservativo masculino y femenino se presentado como un método preventivo que, usado de manera adecuada, disminuye el riesgo de transmisión de este tipo de infecciones, así como de embarazos no deseados.