“Aclara la psoriasis se ha despedido después de acercar la realidad de esta enfermedad dermatológica a más de 12.000 personas de 25 ciudades españolas. El objetivo de esta campaña era sensibilizar a la población sobre el impacto psicológico y social de la patología y concienciar a los afectados de la posibilidad de controlar mejor los síntomas y aumentar la calidad de vida.

“Después de estos meses, la psoriasis se ha convertido en una enfermedad que cuenta con un mayor reconocimiento social y, por tanto, hemos contribuido a romper un estigma que causa un gran impacto en la esfera personal del paciente”, ha señalado en un comunicado Santiago Alfonso, director de Acción Psoriasis, responsable de la iniciativa en colaboración con Novartis.

“La información y el interés de la sociedad ayudan a romper con las barreras discriminatorias que merman la calidad de vida del paciente, pero hoy somos mucho más conscientes de las implicaciones de una enfermedad como la psoriasis”, añade.

“Aclara la psoriasis” comenzó a finales de marzo; bajo el lema “Pide a tu dermatólogo unos pantalones cortos”, esa primera oleada pretendía empoderar al paciente, invitándole a no sentirse condicionado por su aspecto físico. La segunda oleada coincidió con la llegada del verano; “Pide a tu dermatólogo un baño” animaba a los afectados a mostrar su piel como símbolo de su aceptación de la enfermedad.

Por último, la tercera fase se llevó a cabo bajo el lema “Pide a tu dermatólogo una cita” con el objetivo de reforzar la importancia de mantener y activar el rol del paciente en el control de esta patología. A lo largo de todas sus oleadas, “Aclara la psoriasis” ha pasado por un total de 25 ciudades españolas.

Asimismo, la campaña también ha llegado a internet a través de un sitio web y del hashtag #Aclaralapsoriasis, cuyo lanzamiento se ha combinado con la celebración de varios eventos con blogueros. De forma paralela, se han desarrollado actividades encaminadas a potenciar el rol del farmacéutico comunitario como agente implicado en la mejora de la calidad de vida del paciente con psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad sistémica autoinmune que afecta a más de 125 millones de personas en todo el mundo; en España, la padece más de un millón de personas. Afecta de forma considerable a la calidad de vida del paciente y se asocia a otras patologías, como depresión, cardiopatías o diabetes.