La investigación se ha publicado en la revista Sexually Transmitted Infections. El objetivo de este trabajo ha sido determinar si Listerine® tiene efectos contra la Neisseria gonorrhoeae, el diplococo que causa esta enfermedad de transmisión sexual. Según señalan los investigadores, los casos de gonorrea se han incrementado entre los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores emplearon una solución salina tamponada con fosfato en el grupo de control. Se reclutó a un grupo de hombres que habían tenido sexo con otros hombres y que presentaban gonorrea. Dicho grupo de pacientes fue tratado en el Melbourne Sexual Health Centre entre mayo de 2015 y febrero de 2016. Los hombres no tratados fueron asignados al azar para enjuagar bien con Listerine® o con la solución salina.

Los resultados mostraron que en el uso de Listerine® diluido en una proporción de 1:4 durante un minuto redujo la infección de gonorrea de forma significativa en el estudio in vitro; mientras que la solución salina no produjo ningún efecto. Después de enjuagarse con la solución asignada, las posibilidades de dar positivo en la prueba de detección de la gonorrea en los hombres del grupo de Listerine® fueron significativamente menores (52%) en comparación con los hombres del grupo de la solución salina (84%).

Los autores del estudio concluyen que Listerine® reduce significativamente la cantidad de N. gonorrhoeae en la superficie de la faringe y aseguran que el uso diario puede aumentar el aclaramiento gonocócico y tiene importantes implicaciones para las estrategias de prevención.