Los efectos dermatológicos de la quimioterapia suelen ser acusados. La mucosa se altera, la piel se hiperpigmenta, se cae el pelo y las uñas se debilitan. El tratamiento oncológico implica sequedad y alteraciones cutáneas que se ven empeoradas por el sol y el cloro. Todos estos aspectos son las principales causas de consulta dermatológica del paciente oncológico.

Los dermatólogos de este hospital sugieren evitar la exposición al sol a las horas de mayor radiación de UVA y usar siempre una protección solar adecuada. La dermatóloga Cristina Pelufo, aconseja ducharse nada más salir del agua e hidratarse lo suficiente para evitar la sequedad. Lo más recomendado son cremas emolientes y humectantes, así como jabones oleosos.

Para resolver las dudas de los pacientes en cuanto a qué fármacos tomar o qué productos utilizar, el Hospital de Manises organizó una jornada informativa el pasado mes de mayo sobre los cuidados dermatológicos y el cancer, dos aspectos a tener en cuenta con la llegada del buen tiempo, los baños en piscinas y la exposición al sol.