A este porcentaje se ha llegado tras valorar los resultados de un cuestionario online realizado en 3.000 hombres y mujeres españoles de edades comprendidas entre los 18 y 64 años. De esta muestra, el 57,8% pertenece a los fototipos I, II y III, que son los más claros y los que más riesgos sufren tras la exposición al sol. En cuanto al sexo, predominan las mujeres frente a los hombres.

Las personas con los fototipos I, II y III deben tener más cuidado con la sobreexposición solar porque tienen más posibilidades de sufrir los daños del sol, lo que no quita que los demás fototipos no deban protegerse de las radiaciones, tal y como recuerdan desde la AEDV y la Fundación Piel Sana.

Usar la fotoprotección de manera correcta consiste en darse la crema 30 minutos antes de la exposición al sol, renovarla cada 2 horas y volvérsela a echar después del baño y secado. Estas medidas, aunque parecen sencillas, no las utiliza ni siquiera el 36,4% de los participantes en el estudio.

Un 69,9% de los españoles se aplica fotoprotección si va a exponerse al sol directamente; un 22% lo hace a diario durante los meses estivales; y solo un 10% se protege todo el año, que es lo que recomiendan los expertos. Aun así, la población sí parece tener claro que la exposición puede causar daños.

El informe recoge que un 57,5% de los hombres no se responsabiliza de la fotoprotección de la familia, mientras un 88,5% de las mujeres sí asumen esta labor, un 49,5% de las veces de manera exclusiva y un 39% compartida con el padre. Tan solo en un 35% de los casos, los hombres se encargan ellos solos de proteger a los menores.

El peligro del sol en los bebés

Aunque los menores de un año nunca deben ser expuestos al sol, un 48% de los bebés sí lo hacen pese a no poder defenderse del sol con el cambio de color de la piel por el bronceado. Por esta razón, tienen un elevado riesgo de quemaduras que requieren extremar las precauciones en la playa, montaña o juegos al aire libre.

Un 60,6% de los padres evita la exposición al sol en las horas centrales del día, un 54,7% utiliza protección solar; un 52,3% usa la protección mayor de 50; un 51,3% no los expone al sol antes del año; y un 50,2% los protege con gorras o sombreros. El 21,9% de los estudiados afirma delegar en los niños la protección solar antes de que cumpla los 13 años.

Esta investigación resume que, pese a que la población es consciente de los peligros de las radiaciones UV, se desconocen otro tipo de radiaciones también perjudiciales para la salud, como las infrarrojas A; solo un 20% de la población sabe que el sol emite este tipo de radiaciones (IR-A).