La lepra, que afecta la membrana mucosa del tracto respiratorio superior, los nervios periféricos y la piel, conduce a deformidades y discapacidades en muchos de los casos. La piel es una de las afectadas por esta enfermedad, y sus síntomas van desde pérdida de sensación dérmica, sensación de ardor, machas cutáneas rojas o blancas hasta entumecimiento y hormigueo en las manos y los pies o debilidad en los párpados.

Con motivo del Día Mundial contra la Lepra, que se celebra el último domingo del mes de enero, se intenta concienciar a la población sobre la enfermedad, que afecta especialmente a los niños nigerianos. En algunos casos, les causa deformidad y discapacidades si no se diagnostica con rapidez, aseguró Akabuike. Esta enfermedad, curable con medicamentos, se extiende rápidamente a través de gotitas infectadas procedentes de tos, mocos o estornudos.