Las mariposas están de moda. Tatuajes, complementos, ropa infantil, de hombres, de mujeres… Diseñadores como Versace, Dita Von Teese o Jean Paul Gaultier ya lo tuvieron en cuenta en las colecciones en alguna de sus pasarelas. Esta simbología busca ahora cumplir un nuevo objetivo: concienciar a la población sobre la piel de mariposa, una enfermedad que afecta a unas 1.000 personas en España.

Quienes padecen esta enfermedad considerara rara tienen una piel extremadamente frágil que, al más mínimo roce, sufre ampollas y heridas. La Asociación Piel de Mariposa (Debra) tiene en marcha una red de tiendas solidarias para tratar de apoyar a los pacientes y familiares y recaudar fondos con fines benéficos.

.

La Asociación Piel de Mariposa facilita que las empresas relacionadas con el glamuroso mundo de la moda puedan aportar su granito de arena en un proyecto solidario único. El método es muy sencillo: donan cualquier tipo de artículo que incorpore una mariposa en su diseño y después lo venden en las tiendas solidarias.

Las tiendas (actualmente hay 9 en España) tienen éxito gracias a las empresas y donantes que, de un modo altruista, ceden sus productos en perfectas condiciones para que se vendan a u nos precios al alcance de todos los bolsillos. La idea, surgida del mundo anglo sajón, ha abierto al mundo esta enfermedad.

Esta iniciativa es una vía de recaudación que la Asociación Piel de Mariposa, con más de 200 familias asociadas, ha importado con éxito del mundo anglosajón (charity shop). Con ella, la organización ha conseguido una fuente de ingresos estable y una ventana al mundo para dar a conocer esta rara enfermedad.