Cuidados sobre el acné para adolescentes

La marca Kleresca organizó el viernes un evento para explicar cómo deben cuidar la piel con acné los adolescentes. Para ello,  contaron como invitada con la dermatóloga Rocío Gil Redondo, quien compartió con los jóvenes algunos consejos muy útiles, así como los distintos tratamientos que se pueden seguir.

El acné es una patología que se produce en la piel y que resulta muy frecuente en adolescentes. Este trastorno aparece principalmente en la cara, aunque también puede surgir en el pecho y la espalda. Se estima que puede llegar a afectar hasta un 80% de la población. Sin embargo, los afectados más frecuentes son jóvenes de entre 15 y 17 años, lo que puede suponer un impacto en su autoestima.

Por este motivo, la doctora recomienda seguir ciertas pautas para mantener la piel en mejores condiciones. Algunas son no tocar las lesiones que se pueden producir por el acné, evitar maquillajes y cremas comedogénicas.

También es importante seguir una buena rutina facial diariamente, utilizando productos específicos que permitan tener la piel hidratada y limpia. Por último, en caso de sufrir acné moderado o severo, es recomendable acudir a un especialista que informe al paciente del tratamiento más adecuado.

Tratamientos

Los procedimientos que los dermatólogos suelen recordar en casos de un acné más agresivo son cremas, pastillas, tratamientos estéticos o terapias de luz. Esta última puede ser muy beneficiosa porque no causa, prácticamente, efectos secundarios.

Esta terapia de luz o biofotónica es la utilizada por la firma y recomendada por la doctora Gil, quien asegura “es un tratamiento no invasivo, no abrasivo y no sistemático. Por lo que se puede usar como alternativa a antibióticos o tratamientos invasivos”. Además, consigue mejorar las lesiones de acné, así como las cicatrices que se producen por esta patología.

La biofotónica consigue que la piel comience a funcionar adecuadamente por sí misma. La reactivación de los mecanismos de reparación internos de la piel se proyecta a largo plazo. Por lo tanto, la piel continuará mejorando incluso tiempo después de finalizar el tratamiento.

Por último, la dermatóloga ha asegurado “cuanto mayor sea el conocimiento de esta enfermedad de la piel y sus opciones de tratamiento, los pacientes estarán más preparados para escoger la terapia adecuada”.