Los ensayos clínicos comenzaron en 2016 y está previsto que este fármaco que bloquea el crecimiento tumoral en casos de melanoma metastásico salga a la venta en un año y medio, según ha detallado el ministerio a la agencia rusa de noticias. Hasta el momento solo existe un fármaco con propiedades similares en Estados Unidos. No obstante, desde el Ministerio de Salud afirman que es menos eficaz.

“La principal diferencia es que, a diferencia de los fármacos de agentes quimioterapéuticos, el que hemos diseñado no deja de actuar una vez que se interrumpe el tratamiento”, ha afirmado a Tass Dmitry Morozov, presidente de la compañía Bio Cad.

Este nuevo medicamento para evitar el crecimiento tumoral desencadena una respuesta inmune, lo cual permite hacer frente a un tumor, incluso en aquellos casos más avanzados y graves, asegura Morozov. El Ministerio de Salud prevé desarrollar al menos 36 fármacos innovadores para tratar el cáncer entre 2016 y 2018.

Según los datos de los que dispone el ministerio, el cáncer afecta a cerca de 3 millones de personas en Rusia. En los últimos 10 años, el número de pacientes con cáncer se ha incrementado un 18% y cada año se diagnostica un tumor maligno a cerca de 500.000 rusos. No obstante, las medidas preventivas y los programas de diagnóstico precoz han alcanzado el 57% de los casos, concluye el Ministerio de Salud.