Si se hallara la manera de activar esos mecanismos, tal y como dicen los investigadores del estudio, se podría dar un paso adelante en terapias de repigmentación para ciertas enfermedades como el vitíligo, una patología que despigmenta al paciente dejándole una piel a manchas.

De igual modo, podría emplearse en medicamentos que devuelvan el color a las células ciliadas canosas en aquellas personas que no deseen un pelo blanco y no quieren teñirse. Estas terapias podrían reforzar también el pigmento y corregir la decoloración que se forma alrededor de las cicatrices.

Después de una serie de experimentos con ratones y células humanas, los científicos han descubierto que las células madre de los melanocitos pueden regularse mediante reacciones de señalización célula a célula. Estas reacciones forman parte del receptor de endotelina (EDNRB) tipo B y las vías de señalización de Wnt.

Factor clave: el déficit en el receptor de endotelia

Estos expertos consideran que sus hallazgos, publicados en Cell Reports, son la primera evidencia que relaciona las vías de señalización con el desarrollo de las células que producen los melanocitos y dan color a la piel y al pelo. También señalan que es la primera vez que se vincula la EDNRB y la señalización de Wnt, lo que confirma que EDNRB coordina la reproducción de las células madre de melanocitos.

Los ratones criados con déficit en la vía EDNRB tuvieron un envejecimiento prematuro de la piel. Por el contrario, cuando esta vía se estimuló, la producción de pigmento de células madre de melanocitos se incrementó 15 veces en 2 meses, y se produjo una hiperpigmetación. La piel de los ratones estudiados se volvió oscura.

En el informe se detalla que el equipo de investigación se dio cuenta de que el bloqueo de la señalización