El adicto al bronceado nunca está lo suficientemente moreno. Pese a haberse pasado un verano tumbado al sol, necesita mantener el color, aunque sea usando cremas que pigmenten su piel. Los expertos avisan que esta práctica tan frecuente predomina entre las mujeres de edades comprendidas entre los 17 y los 35 años.

Javier Jesús Domínguez, dermatólogo del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, declaró a la agencia EFE que la tanorexia es un desequilibrio mental, una dismorfobia; es decir, una alteración que tiene la persona sobre su propia imagen corporal. Según Domínguez, la tanorexia puede acompañarse de depresión o ansiedad en muchos casos.

"La tanorexia es frecuente en mujeres de edad joven y en aquellas que tienen una preocupación por su físico", puntualizó Domínguez.

Por otra parte, Antonio Cano, catedrático de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, matizó en que, pese a esa ansiedad que pudiera tener el sujeto, predominaba la obsesión por estar moreno por encima de todo. También reflexionó sobre que las personas con tanorexia son muy impulsivas y no se muestran nada abiertas a la reflexión.

Efectos de la tanorexia

Este dermatólogo aseguró que, entre los peligros, el más serio era el calcinoma basocelular y el melanoma, pero la manchas en la piel, el envejecimiento prematuro o la pérdida de elasticidad también eran una cuestión de preocupación como para plantearse cuándo dejar de tomar el sol compulsivamente.

Domínguez advierto sobre la existencia de cánceres cutáneos en mujeres jóvenes, cuando lo habitual antes era en varones que realizaban trabajos en los que pasaban muchas horas al sol. También alerto sobre la disminución de la edad media en personas con tumores de piel por una exposición lúdica al sol al pasar los 60 años

El catedrático de la Complutense concluyó que no existe una cura para la tanorexia; el reconocimiento de que existe un problema es el paso inicial. A partir de ahí, la terapia sería lo más conveniente. La AEDV mantiene la importancia de usar fotoprotectores y evitar las horas en las que es sol es más intenso.