Según advierten desde el centro hospitalario y recoge la agencia EFE, las enfermedades asociadas a esta enfermedad dermatológica más habituales son linfoma, depresión, ansiedad, hígado graso no alcohólico, inflamación intestinal o enfermedades cardiovasculares.

Verónica López Castillo, dermatóloga de la unidad, aseguró que desde ambos centros apostaban por la valoración integral del enfermo con psoriasis, y señaló la importancia de trabajar en equipo. También comentó que se había iniciado la unidad multidisciplinar para el tratamiento de la psoriasis dadas todas las comorbilidades relacionadas.

López Castillo afirmó contar con un equipo multidisciplinar de reumatólogos, dermatólogos, odontólogos, endocrinos, nefrólogos, nutricionistas y psicólogos. Luego, desmontó la falsa creencia de que la psoriasis era una enfermedad con pocas comorbilidades y enfermedades asociadas.

"Sin embargo, recientemente y gracias a los avances en investigación y a un mejor conocimiento de los mecanismos patológicos involucrados, se percibe como una enfermedad inflamatoria sistémica y compleja", insistió.

Datos de investigaciones recientes han relacionado la psoriasis con la periodontitis, una dolencia crónica infecciosa que afecta a los tejidos que rodean a los dientes frente a las agresiones bacterianas. López señaló que ambas patologías podrían compartir algún tipo de alteración inmunológica implicadas en el proceso inflamatorio.

Encontrar un tratamiento para la psoriasis sería un gran hallazgo dados los 125 millones de personas que la sufren en todo el mundo. En España, esta enfermedad, en cuyo origen están involucrados el sistema inmune y la genética, tiene una prevalencia del 2,3% en la población y no destacan diferencias por sexo significativas.