Gebro Pharma comercializa un nuevo tratamiento para la psoriasis.

Un tratamiento para la psoriasis crónica en placas en adultos acaba de salir al mercado. Se trata de un apósito adhesivo de betametsona valerato que hidrata y agiliza la remisión de las lesiones. Es una alternativa más discreta a los vendajes convencionales. Laboratorios Gebro Pharma es la responsable de este producto, el primer parche que se comercializa en España para este tipo de psoriasis.

Según ha informado la compañía, Cortitape® es un tratamiento para la psoriasis crónica en placas de uso tópico. Se aplica una vez al día en la zona de la piel que se quiera tratar. Puede recordarse para adaptarse a la zona y permitir la distribución uniforme del principio activo. De hecho, es apropiado para tratar placas localizadas en lugares complicados, como los codos, el interior de la tibia o las rodillas.

De acuerdo con el laboratorio, este parche ofrece los beneficios clínicos de la terapia oclusiva y otras ventajas. Por un lado, permite una “rápida remisión de las lesiones y una mayor hidratación”. Por otro, es un tratamiento más “discreto y aceptable” que las vendas convencionales. Asimismo, protege frente a traumatismos locales, como rasguños y golpes accidentales, que puede impedir o retrasar la curación.

El tratamiento para la psoriasis, un alivio

La psoriasis es una patología inflamatoria autoinmune de la piel de carácter crónico. Factores genéticos, inmunológicos y ambientales causan un aumento de la tasa de recambio celular de la epidermis. Esto provoca un ciclo acelerado de renovación de la capa superficial de la piel. En vez de renovarse cada 30 días, lo hace cada pocos días. Esto da lugar a lesiones. La más común es la placa eritematosa redonda u oval cubierta por escamas blanquecinas.

Se calcula que en España la prevalencia de la psoriasis se sitúa en torno al 2,3%. No existe una cura, de manera que el objetivo del tratamiento para la psoriasis es reducir los brotes y aliviar los síntomas. Estos tienen un alto impacto en la calidad de vida de los pacientes. De hecho, sufren una importante carga social, física y emocional, ya que altera rutinas personales, laborales y familiares.