Las revisiones, tal y como anuncian desde esta fundación, ayudan a resumir conocimientos sobre un tema para que los pacientes reciban siempre el tratamiento más adecuado. En este curso, se debatirá sobre los aspectos más prácticos de los métodos empleados en los tratamientos actuales.

El doctor García Doval insistió en que estas revisiones son una manera de aportar información de manera fiable. También suponen una forma de investigación fácil de realizar desde cualquier sitio. García Doval recordó que conocer cómo se hacen estas revisiones, permite establecer Guías de Práctica Clínica.

Más de 100 dermatólogos aseguran que su experiencia en este tipo de actualizaciones es muy positiva. Además, indican cuáles son las investigaciones imprescindibles para mejorar los tratamientos de cara al futuro y cuáles curan al paciente de hoy.

“En el año 2015 se hicieron aproximadamente 115 revisiones sistemáticas de dermatología en todo el mundo”, matizó el doctor García Doval.

El curso tratará de esclarecer si son mejor las búsquedas de información en la clínica, la revisión sistemática o la guía de práctica clínica. También tratará el riesgo de sesgo y las herramientas más útiles para resumir y graduar la evidencia.