El manejo del vitíligo se realiza tratando de reducir la progresión de corticoesteroides mediante el uso de inmunomoduladores o corticoides tópicos, incluidos los casos en los que la enfermedad avanza muy rápido, según explicó la dermatóloga. En los casos de progresión rápida, dijo, también se administran corticoides por vía oral.

Desde este grupo hospitalario informaron de la existencia de un novedoso método basado en minipulsos de corticoides que solo se administran 2 días a la semana a dosis mínimas. Esto facilita usarlos durante periodos más largos de tiempo con pocos efectos secundarios.

Trunchuelo recordó que es habitual recetar vitamina D a los pacientes con vitíligo puesto que la tienen muy baja. Además, se les administran ciclos de fototerapia para estimular la radiación ultravioleta en los melanocitos afectados y que vuelvan a producir melanina.

“También podemos emplear láser Excimer, un tipo de láser ultravioleta que utilizamos para zonas más localizadas. Lo ideal es combinar las distintas opciones”, puntualizó la dermatológa.

Las investigaciones más recientes sobre vitíligo apuntan que la molécula estimuladora de la hormona estimuladora de la melanina (MSH) se mantiene en una fase de ensayo clínico. El trasplante de melanocitos, otra posible opción para el tratamiento del vitíligo comienza a investigarse, pero no está en fase de aplicación todavía.

Evolución del vitíligo

Cuando los melanocitos son destruidos por el propio organismo, aparecen las manchas blancas en la piel características del vitíligo. A día de hoy, la enfermedad afecta a entre un 1 y un 2% de la población, y puede aparecer a cualquier edad, aunque es más típica de la adolescencia. La progresión del vitíligo es impredecible, según apuntan desde el hospital.

El vitíligo acrofacial es el más típico, y se caracteriza por las lesiones en las zonas distales (manos y pies). El vitíligo universal tiene manifestaciones en todo el cuerpo, incluso en el pelo. Según la dermatóloga, el hecho de que afecte al pelo no es muy habitual. “Cuando un vitíligo recupera la pigmentación suele ser precisamente gracias a esos melanocitos del folículo piloso, que la mantienen”, matizó.